Qué es la Maternidad para MI (tercera entrega)

UnknownMi maternidad JENNIFER BERAHA

Recuerdo como si fuera ayer cuando estaba sentada junto con mi mama abriendo el examen de embarazo y al ver POSITIVO fueron tantos sentimientos encontrados, miles de lagrimas de emoción, de nervios y miles de preguntas comenzaron a rodear mi cabecita. La mejor noticia del universo SOY MAMA. Yo decía que quería que fuera niño pero realmente una vez embarazada ya le pedía a Dios que lo que el quisiera pero que estuviera sanito. Tuve cita con mi ginecóloga y recuerdo que iba en el camino nerviosa pensando realmente estoy embarazada y cuando me hizo el ultrasonido AHI ESTABA era como una lentejita 6 semanas de embarazo, recuerdo que mis mayores antojos era el atún con limón y arroz al entrar al 2 mes comenzaron las molestias, cólicos, vómitos, dolores de estomago, sentimientos encontrados, emocionalmente estaba fatal pero lo que si puedo asegura era que estaba SUPER FELIZ, hay de todo tipo de embarazos el mío gracias a Dios fue hermosísimo pero el 2, 3 y 4 mes ufff mil malestares, todos los tuve. Luego tome la decisión de hacer YOGA las clases se llamaban mommy & me, fue la mejor y más hermosa experiencia, es única. Te conectas con tu bebé, nos relajábamos tanto las 2 éramos muy felices.

Al entrar a los 5 meses mi cita con la Doctora me dijo que era niña, ya al 3 mes lo presentía POR QUE? no lo sé, intuición de mama? y así fue mi esposo y yo estábamos super contentos con la noticia, fui la embarazada mas ñañeca, consentida y malcriada recuerdo que mi esposo y mamá se turnaban para masajearme los pies por que si no no podía dormir, me cumplían mis mil antojos y eso si a pesar de que no trabajaba me la pasaba en la calle feliz con mi pancita haciendo mandados y comprando de todo para mi princesa, mi mamá fue mi mejor amiga, sin el apoyo y ayuda de ella no se que hubiera hecho, recuerdo que me peleaba con todo el mundo y lloraba viendo hasta novelas y al segundo ya estaba feliz de nuevo.

Al entrar a los 6, 7 ,8 meses recuerdo que mi princesa me levantaba en las madrugadas con sus super patadotas, recuerdo como se me hacia una gran bola en la panza y era ella estirándose, todos lo meses contaba los días del calendario por que mi mayor tranquilidad era ir a mi cita prenatal y ver y escuchar lo latidos de mi bebé y saber que todo estaba bien, al hacerme los exámenes los esperaba con ansias, recuerdo esas noches que moría de sed y me levantaba igualmente mil veces al baño a orinar, también sufrí mucho de acidez después de las 7 de la noche no podía comer nada a menos que fuera leche por que hasta el agua me daba  acidez, pero cuando llegaban las 12 de la noche me daba una ansiedad terrible por comérmelo todo y así fueron pasando los días unos alegrísimos otros no tan alegres, todo dependía de mi estado de humor, pero a la final siempre terminaban siendo hermosos, me tomaba mil fotos de mi pancita para ver su crecimiento mes a mes, mi baby shower me lo celebraron mis amigas ya con 8 meses de embarazo, mi esposo y yo ya habíamos escogido el nombre en ese entonces teníamos varias opciones pero por fin nos pusimos de acuerdo yo escogí Raquel por ser mi segundo nombre y nombre de mi abuela paterna y el escogió Lia ya que yo quería nombres hebreos por la religión de mi papa y quería que fueran 2 nombres así que escogimos LIA RAQUEL.

Al enterarme de la noticia que estaba embarazada lo primero que se me vino a la cabeza fueron 2 cosas: parto natural y amamantar por 6 meses. Hoy puedo decir que son fundamentales dos cosas para la embarazada: Clases prenatales y de lactancia materna y yoga prenatal.

Yo vivía en Panamá y me iba a mudar a Nicaragua, recuerdo estaba nerviosa por que los meses 6, a 8 iba a pasar en Managua  y era el tiempo en el que debía tomar mis clases prenatales, mis ejercicios de yoga y recibir charlas sobre la lactancia materna que para mi era tan importante, al llegar a Nicaragua empecé a buscar,  yoga hacia en mi casa ya que era donde mas cómoda me sentía y en internet encontré CIAO MAMMA, llamé y saque cita y fui, ahí fue donde mi vida en Nicaragua fue mucho más fácil al conocer a Gabriela Narváez ella fue quien nos dio la charla, nos enseño sobre el embarazo y al dar a luz a mi bebé, mi esposo y yo estábamos muy contentos por haber encontrado lo que tanto buscábamos lo mejor de todo es que estas charlas eran en pareja así que podía involucrar a mi esposo y sentirnos ambos cómodos y felices, luego vinieron las clases de LACTANCIA MATERNA y una serie de charlas que entre enseñanzas, alegrías y mas hicieron mi vida y la de muchos mas fácil. Gracias Gaby por que sin ti no hubiera estado preparada para nada, contigo aprendí hasta a bañar un bebe!

Recuerdo hacia de todo para que mi bebe se pusiera de cabeza y mes a mes ella cambiaba de posición al 8 mes la cabeza de ella estaba arriba y al entrar a la semana 35, si mal no recuerdo ella se acomodo cabeza abajo YOGA lo fue todo para mi, MAMAS PRACTIQUENLO. En la semana 37 un fin de semana me sentía super, super mal y estuve con nauseas todo el día y al llegar la noche vomite un montón, el lunes a primera hora fui a revisarme con la doctora y gracias a Dios todo estaba bien pero mi liquido amniótico había bajado y debía dar a luz ya fuera ese mismo lunes por la tarde o el martes a primera hora y dije  LLEGO LA HORA el viernes ya cumplía las 38 semanas y ya me sentía lista llame a mi esposo enseguida  y nos preparamos. El martes a las 6am estábamos todo en el Hospital, luego de todo un día me indujeron, mi Doctora rompió las membranas  y empezaron los dolores y empecé a dilatar, era un dolor intenso, sentía que me se me rompían los huesos, que me viraban el cuerpo y yo no podía hacer nada, mi esposo me masajeaba, mi mama igual pero nada parecía funcionar, trataba de hacer las respiraciones, practicaba todo lo que había aprendido en mis clases de yoga y mis súper charlas prenatales que había tomado con Gaby pero el dolor para mi era HORRIBLE al llegar creo que a las 5CM me pudieron poner la epidural y todo fue mucho mejor, pero solo duró 1 hora, luego nuevamente los dolores y cada vez eran mas fuertes, recuerdo que la anestesióloga HORRIBLE que me tocó, me tuvo que poner la epidural por segunda vez  (consejo conozcan a su anestesióloga antes del parto) luego de largas horas de dolor, lagrimas y cansancio dije NO PUEDO MAS y tuve que irme por la cesárea, con dolor en el alma no era lo que quería, pero tal vez fue lo mejor para mi y mi bebé, yo ya estaba cansada y luego de 15 horas de labor de parto y 8cm me hicieron la cesárea, mi hija estaba tan abajo que la Doctora no la encontraba, la saco y luego me la llevaron y en ese momento desperté ya que estaba completamente anestesiada y al despertar y verla recuerdo que ella lloraba un montón y al ponerla en mi pecho ella simplemente dejo de llorar y mi vida cambio para siempre y empezamos una nueva etapa como familia MIRONES BERAHA.

Nunca me arrepiento de mi decisión tal vez lo hubiera logrado, sólo me faltaban 2cm más, pero tal vez en el momento de pujar algo podía pasarme a mi o a mi bebé, mi hija nació gracias a Dios muy bien y eso es lo importante.

Queremos tener un 2 bebe estamos esperando que nuestra princesa este a pocos meses de cumplir los 3 años y mi plan de parto es que sea natural, lo que Dios quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>